Tu equipaje en vacaciones

¿Qué te sugieren las vacaciones?. Para mí suponen una oportunidad para apagar el interruptor de horarios y responsabilidades laborales, profesionales y conectar conmigo misma y/o con las personas que elijo.

Las vacaciones son una herramienta para poner en práctica nuestro libre albedrío en ese bien tan preciado y que día tras día se nos escapa de las manos; nuestro tiempo.Quiero mediante este post mostraros tres premisas que para mí son indispensables para conectar con el concepto de “vacaciones revitalizantes y reedificantes”. Son pequeñas sugerencias que a mí me ayudan a ralentizar pensamientos y oxigenar la mente y limpiar energías.

Escoger bien la compañía.
Sin una buena elección de acompañante/s lo que inicialmente iban a ser unas placenteras e idílicas vacaciones se pueden convertir en una fuente de estrés. Si estás pensando invertir tus vacaciones en un viaje, antes de comprar los billetes te sugiero que te hagas las siguientes preguntas: ¿Con quién me gustaría hacer este viaje?. Conocer qué deseamos conseguir de un viaje o de nuestras vacaciones también nos puede ayudar a definir mejor quién va a ser nuestra compañía perfecta. ¿Te gustaría hacer un viaje tu sól@? ¿A qué estás esperando?….

Normalmente viajamos con nuestras parejas, amigos más íntimos, familia….En estos casos sugiero “negociar” con tu/s acompañante/s lo que llamo “momentos l´oreal” o “porque yo lo valgo”. ¿Qué te impide dedicarte un par de horas cada día?…un momento para ti sol@, para hacer lo que te apetezca; caminar por la montaña, practicar tu deporte favorito, sentarte debajo de un árbol o en la terraza de tu apartamento a leer tranquilamente ese libro que durante todo el año llevas queriendo leer, estar tumbado al sol, descubrirte sentando en el banco de un parque saboreando ese helado de tres bolas gigantesco y sentir que tu niñ@ interior despierta por momentos…..deja volar tu imaginación.

Olvidar horarios.
Una de las cosas que permiten las vacaciones es precisamente poder olvidarte del reloj. ¿Qué te parecería encontrarte acabando de desayunar a las 12:00h o sorprenderte un día cenando a las 18:00h porque se te “olvidaron” los horarios?.

Cambiar el orden de las activididades; ¿Cómo te sentirías si te dieras un baño en la playa teniendo como testigo a la luna? Ralentizar las acciones; ¿Qué te parece si te sientas a comer y saboreas ese plato que tanto te gusta?….Piensa que no tienes que estar sometido al reloj porque no tienes que regresar al despacho a enviar un correo a uno de tus proveedores…estás disfrutando de tus vacaciones, de tu momento. Observa ese momento. Escucha qué te está diciendo. Siéntelo!!!!

Conectar con el presente.
Cuando pensamos en el pasado estamos utilizando la memoria. Cuando pensamos en el futuro estamos imaginando. Es tan sólo en el aquí y ahora dónde respiramos…así que conecta con ese disfrute del momento. Las vacaciones son una oportunidad excelente de conectar con esa unión fusionadora y experimentar la comunión con el Todo.

En la práctica se encuentra la maestría. Así que te ánimo a que redescubras tu felicidad en los detalles. Las vacaciones son una oportunidad para cambiar de hábitos. Si necesitas cambios….convierte estas vacaciones en tu punto de inflexión.

Te invito a que compartas con tod@s tus propias premisas de vacaciones para que podamos nutrirnos de esa sabiduría colectiva. Anímate a dejar tus comentarios :)) y sobretodo…. no te olvides de disfrutar del momento.

 

X
X